lunes, 1 de diciembre de 2008

LA TRANSVANGUARDIA

Hola a todos, mucho tiempo sin pasar por aquí. Espero no se hayan aburrido demasiado. En esta ocasión quiero traerles una reflexión importante sobre las profundas implicaciones del Arte Posmoderno.
Desde el punto de vista evolutivo la humanidad ha pasado en términos generales por tres grandes períodos que podemos definir como PREMODERNIDAD, MODERNIDAD Y POSMODERNIDAD.
La Premodernidad hace referencia al tiempo en que la fe mandaba tanto sobre la verdad científica como sobre la estética y la especulación filosófica. La Modernidad por otro lado es el período en que la verdad científica y la especulación filosófica se liberaron del sometimiento religioso. Ahora bien, con Posmodernidad se hace referencia al derrocamiento de la verdad universal fundada por la modernidad en pro de una verdad pluralista, relativa y simulada o construída. (Entiéndase que de lo que se trata aquí es de determinar un contexto lo bastante amplio y ordenado como para poder motivar una reflexión abierta y profunda).

Todo esto para introducir el concepto de Transvanguardia uno de los movimientos más importantes del arte posmoderno. ¿Por qué transvanguardia? Pues porque la vanguardia, como bien se sabe en el medio académico, estaba fundamentada en el deseo de borrar la barrera entre arte y vida, es decir, se trataba de un arte con fuerte contenido social fundado en proyectos universales, es decir, un arte típicamente moderno. La Transvanguardia al negar la vanguardia y negar por tanto su proyecto salvador remplazándolo por un retorno individualista, subjetivo y ecléctico a la pintura clásica del renacimiento, el manierismo y el barroco, dejó de ser moderno para convertirse en posmoderno.

Hasta aquí más o menos, pero ¿y que con los conceptos de renacimiento, manierismo y barroco? (por no hablar de individulismo, pluralismo, contextualismo, constructivimo, simulación, etc).

Mi intención es llamar la atención sobre la capas de significado que se van asentando inevitablemente sobre el proceso histórico haciendo que conceptos como el de posmodernidad sean naturalmente complejos. Hay que tener una perspectiva mínima del devenir histórico para poder entender la contemporaneidad. El presente está tan lejos de nosotros como perspectiva histórica tengamos.

Sé que esto puede desanimar a muchos pero es así. En consecuencia, es del todo sustancial pensar modos creativos que nos permitan sin excepción ganar perspectiva histórica. Para poder entender el arte posmoderno es necesario pasar através primero del arte premoderno y moderno, es decir, el arte posmoderno requiere mínimante dos lentes para poder leerlo, un lente premoderno y otro moderno. Acercar el arte a la gente se topa ineluctablemente con esta realidad.

Esto es todo por ahora.

Y pues bueno, los dejo con el BMW pintado por Sandro Chía, representante de la Transvanguardia.

martes, 28 de octubre de 2008

MIENTRAS LLEGA O NO LLEGA

Performance del Maestro James Delgado cuando aún no era maestro en octubre del 2006. Propuesta repetitiva que vuelve sobre sí y retorna de nuevo para fundamentar la redundancia inevitable de las estrategias creativas contemporáneas.

martes, 14 de octubre de 2008

UN REGALITO

Este fue el primer tema que usé en el cierre de mi exposición de grado. Si fuiste seguro lo recordarás. El artista es Alexander Blu de su álbum MAY. Y ya sabes que en MUSAS LIBRES (Mi negocio de venta de música independiente) tenemos este álbum por si deseas adquirirlo. El tema se llama EMPTINESS, disfrútalo.

domingo, 21 de septiembre de 2008

ILÓGICOS PERO LEGALES

A PROPÓSITO DE LA OBRA "ARRIEROS SOMOS" DE DIEGO FERNANDO SÁNCHEZ MÉNDEZ“ARRIEROS SOMOS” de Diego Fernando Sánchez Méndez, se desplaza buscando el impulso natural. Ciertos elementos claves dentro de la obra indican la intención profunda del artista más allá de la mera forma y el mero concepto.

El accidente es importante aquí y conforma lo posible contradiciendo y poniendo en evidencia la dificultad de los discursos contemporáneos. El azar, la suerte, el destino, el desafío, la fuerza mínima e insistente, el sino.

Al interior de lo dicho podemos abrir espacio para el discernimiento. Hablamos del movimiento específico de alguien que ha decidido creer en indiscutibles dispositivos. Es por eso que eventos como la BIENAL MANIZALES CITY son necesarios para permitir la salida de expresiones que de otro modo lo evitarían. El absurdo del orden y la disciplina consienten este mundo imposible. La exposición DIFERENCIA COMÚN es otro ejemplo.

Ilógicos pues pero legales, avisos del futuro esperanzador y horroroso que nos da acceso a un lugar donde el cuerpo y la palabra mueren.

viernes, 19 de septiembre de 2008

VIUDA NEGRA

A PROPÓSITO DE LA INSTALACIÓN «EN TIEMPO REAL: DON JOSÉ CELESTINO AVELLANEDA», DE GEORGINA MONTOYA VARGASMe llama la atención de la obra de Georgina Montoya Vargas, “En tiempo real: Don José Celestino Avellaneda”, las líneas punteadas, la casualidad justa, el enredo, lo imposible, mi observación. Se trata de conectar la realidad con la fantasía a través del dibujo y entonces comienza el juego de relaciones. La dialéctica entre cuerpo y mente, la intención de unirlos, de atarlos, de crear caminos para recorrerlos. Se nota el miedo a la separación, la angustia del fragmento, de la mutilación, de lo inconexo, y simultáneamente, el absurdo de la esperanza, la dificultad lógica, la ausencia de argumentos convincentes, el abandono de la idea al organismo.

Esa es Georgina. A mí personalmente me atrae más la artista, en ella veo todo lo que pretende expresar, y más acá, la oscuridad donde su luz se enciende por momentos. ¿Sufren las tinieblas por culpa de esa luz? Si tan solo su intermitencia no fuera tan espaciosa. Entre paso y paso yace la eternidad, y en consecuencia es mejor escapar de su red. ¿Quiénes caerán? ¿Quiénes han caído? ¿Dónde está la araña? Viuda negra. ¿Hay un fotógrafo? ¿Un naturalista? Es la distancia insalvable entre el espía y el espiado. En medio la puerta, la venta, la pared. ¿Hay alguien allí? Ya no importa.

jueves, 18 de septiembre de 2008

OBRA SIN OBRA, PURO ESPECTADOR

A PROPÓSITO DE "00:01:01" Instalación de Juliana Naranjo RestrepoRecuerdo momentos felices en que pensaba esperanzadamente con la fe de cambiar el mundo. No importaba la hora ni el dinero. Siempre que me veo a mi mismo me alegro de haber sido como fui, por lo menos en esos pequeños instantes en que me entragaba plenamente al ideal. El amor que sentí aún puedo sentirlo sin el peso del objeto.

Y esto nada tiene que ver con la obra de Juliana Naranjo Restrepo, “00:01:01”, o todo tiene que ver, o algo. Es que simplemente me pongo a pensar para alejarme de la vida que a veces se convierte demasiado en una sola cosa o se vuelve un solo enredo, y entonces veo lo que les estoy contando. Y casualmente, lo hago, me detengo para reflexionar en esta instalación como un aporte a la Bienal Manizales City, y como pretexto para descansar.

Entonces fíjense ustedes que me he encontrado con esta obra justo aquí. No veo nada, no veo mucho. Ya pasado el tiempo ni siquiera importa lo que diga yo. Y bueno, quizás sea el modo más adecuado de estar allí donde están estos sujetos que Juliana nos presenta. No interesa lo que puedan pensar aunque es un cruce de la artista en ausencia del transeúnte. El alejamiento al interior del creador.

Juliana no está y podemos hablar de ella sin derecho a réplica. Ella no sabrá jamás que esto pasó. Es una fiesta a la que no fue, lo mismo que a todos nos pasa. Juliana se anula totalmente a sí misma en esta instalación. Pienso en Kamila Duarte, pero más. Creo que por eso pensé en mi mismo para empezar, porque no había nada más, nada, y me alegro. Obra sin obra, puro espectador.